Las emulsiones asfálticas son dispersiones de asfalto en una fase continua de agua. El asfalto y el agua son inmiscibles, por lo que es necesario forzarlos para que permanezcan unidos. Esto se logra mediante tecnologías específicas de emulsificación, con emulgentes químicos específicos y condiciones operativas completamente controladas.

Controlando la formulación correctamente se puede lograr que la emulsión asfáltica produzca su rotura en el momento deseado, pudiéndose producir inmediatamente con el contacto con el árido, o luego de varias horas, en caso de ser necesario.

De esta manera se puede obtener asfalto manipulable a temperatura ambiente que se puede utilizar mediante diversas técnicas constructivas.

Asfaltos Trinidad S.A. ofrece una amplia gama de Emulsiones Asfálticas Catiónicas, que satisfacen las exigencias de Normas IRAM 6691 (Emulsiones Catiónicas Convencionales) y Normas IRAM 6698 (Emulsiones Catiónicas Modificadas).

Para mejorar las características reológicas del asfalto se utilizan polímeros del tipo elastómeros. Al utilizar estos polímeros se logra una disminución en la susceptibilidad térmica (el asfalto se ablanda menos con la acción del calor), se mejora la adherencia con el árido mejorando la resistencia al agua, se mejora la elasticidad disminuyendo el ahuellamiento y las fisuras por fatiga.

Estas características se ven reflejadas en la mayor vida útil del pavimento asfaltico construido.